martes, 19 de septiembre de 2017

Cillorigo de Liébana.


Llegó el momento de visitar la comarca de Liébana, desplazamiento para visitar seis de los siete ayuntamientos que la componen, hoy, el ayuntamiento de Collorigo de Liébana, con 104.3 km2 de superficie y 18 núcleos de población, Amaño, Bejes,Cabañes, Castro-Cillorigo, Colio, Lebeña, Pendes, Viñon, Cobeña, Esanos, Pumareña, Salarzón, San Pedro, Trillayo, Aliezo, Llayo, Ojedo y Tama ( capital) muchos pueblos pero tan solo 1.300 habitantes.




El yacimiento de El Habario, situado a la entrada del desfiladero de la Hermida, ha aportado datos sobre la presencia humana en la comarca de Liébana durante el Paleolítico Medio. Asimismo, los trabajos realizados en la cercana cueva del Esquilleu ponen de manifiesto la existencia de comunidades de cazadores en la zona.

Los pueblos de Cillorigo aparecen documentados, según el Cartulario de Santo Toribio de Liébana, desde la Baja Edad Media: San Pedro de Viñón se cita en el año 828, Santiago de Colio en 952, Pumareña en 964, Armaño en 831 y, según el Cartulario de Piasca, Tama data del año 983.

El Monasterio de Santo Toribio ejerció el dominio en estas tierras hasta la Baja Edad Media, cuando entró en decadencia y se generalizó el predominio de los linajes locales, como los Orejón o García Duque, tal y como se constata en el Becerro de las Behetrías (1351). Pero entre todos, el de mayor importancia fue el conde don Tello, hijo de Alfonso XI, que poseía la titularidad señorial sobre los solariegos del valle, concretamente de Aniezo, Armaño, Vejes, Cabañes, Castro, etc.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Puente Viesgo.


Desplazamiento corto en esta ocasión, me detengo en el ayuntamiento de Puente Viesgo, situado en la zona central de la Región, de 36.1 km2 y cinco núcleos de población, Áes, Hijas, Las Presillas, Puente Viesgo y Vargas. 2.850 habitantes dan vida a este municipio.


Se puede afirmar que en Puente Viesgo se constata un poblamiento humano continuado durante más de 150.000 años. En concreto, la importancia del Monte Castillo como lugar de habitación resulta singular: a los restos paleontológicos y de industria hallados en el conjunto de las cuevas prehistóricas que alberga, hay que sumar la existencia de un antiguo baluarte defensivo en la cima de esta gran montaña cónica.

En los primeros siglos de la Edad Media aparecen las demarcaciones territoriales y jurisdiccionales denominadas alfoces, las cuales disponían de una estructura defensiva, denominada en los documentos ‘castillo’. Algunos de ellos pueden tener su origen en pequeñas fortalezas de época romana con el objetivo de proteger las calzadas. Posteriormente, en torno a los siglos IX y X, estos asentamientos se convierten en ‘castillos vigías’, con la función de controlar las rutas de comunicación, así como servir de base a una pequeña guarnición, el ‘alfoz’ o territorio jurisdiccional perteneciente a un noble. El ‘castillo’ de Puente Viesgoposeería una privilegiada situación para una extensa observación casi completa de los valles de Toranzo y Piélagos, vigilando de este modo la ruta del Escudo, que continuó siendo una importante vía de comunicación con la Meseta.


martes, 12 de septiembre de 2017

Limpias.


En esta ocasión visito un ayuntamiento pequeñito en extensión, tan sólo 10.km2,  Limpias, ubicado en la margen derecha de la ría del mismo nombre, fomado por Limpias y Seña como entidades de población y 1.800 habitantes.


Limpias tuvo también un importante puerto llamado del Ribero por el que se exportó desde el siglo XVI gran cantidad de hierro, madera y fruta a Inglaterra y Flandes. En el siglo XIX se convirtió en puerto emisor del trigo castellano, especialmente hacia América. Paralelamente a la pérdida de las posesiones coloniales, la actividad portuaria fue abandonada a comienzos del XX.

Sin embargo, el municipio cobró especial protagonismo en 1919 en torno al milagroso Cristo de la Agonía, que preside el retablo mayor de la iglesia parroquial y que, según explicó una niña, había movido los ojos. Esta versión fue corroborada por más de cincuenta personas y, posteriormente, los padres Capuchinos de la Misión comprobaron también que el Cristo sudaba como los moribundos en agonía. Este hecho propició la peregrinación en masa a Limpias y también la construcción de una Casa de Socorro para atender los problemas sanitarios provocados por la excitación que ocasionaba la repetición de los milagros. Otro hecho notable en Limpias fue la construcción a finales del XIX de grandes centros escolares con una avanzada pedagogía como el colegio de las hermanas de la Cruz (1861) o el de los Padres Paúles, inaugurado en 1900

viernes, 8 de septiembre de 2017

Cabuérniga.


Hoy me pierdo por la zona Saja-Nansa para visitar el Ayuntamiento de Cabuérniga, que tiene una extensión de 86,5 km2 , situado en el centro geográfico del curso medio-alto del río Saja. Ocho son los núcleos de población que lo integran, Carmona, Fresneda, Renedo, Selores, Sopeña, Terán, Valle (capital) y Viaña. No tiene más de 1.000 habitantes.




Cabuérniga es uno de los municipios más representativos de las costumbres y tradiciones regionales, ya que conserva mejor que nadie la etnografía y folclore de Cantabria, tal y como plasma el oriundo Manuel Llano en sus obras. En sus pueblos existen conjuntos muy homogéneos de arquitectura popular, así como está presente la arquitectura civil culta, con las típicas casonas con escudos y solanas. En Carmona, declarado conjunto histórico, sus agrupaciones de casas típicas se mantienen intactas con el paso del tiempo. Destaca en este pueblo la casona de los Díez de Cossío, conocida como Palacio de los Mier, que es parador nacional.


martes, 5 de septiembre de 2017

Laredo.

Visito uno de los municipios costeros más importantes de Cantabria, situado en la costa oriental junto a una de las bahías más espectaculares del Cantábrico, el Ayuntamiento de Laredo, no siendo muy grande en extensión, 15.70 km2,  sí que lo es referente a la población, 11.500 habitantes cifra, muy superada en la época veraniega. Tiene ocho núcleos de población, La Arenosa, El Callejo, Las Cárcobas, Las Casillas, Laredo, La Pesquera, Tarrueza y Villante.


Su despegue está marcado por la concesión del fuero en 1200 de manos del rey Alfonso VIII, que le otorgaba la jurisdicción para la explotación comercial de la mar, desde la canal de Galizano hasta la desembocadura del Asón. Asimismo, la villa fue escenario de dos viajes que marcan simbólicamente la España moderna: la partida en 1496 de Juana de Castilla, hija de los Reyes Católicos, a Flandes, donde se casó con Felipe de Borgoña ‘El Hermoso’, y el desembarco de su hijo, el emperador Carlos V, camino de su retiro en Yuste, sesenta años más tarde.

De su importancia en la Edad Media y Moderna da testimonio la arquitectura de la puebla vieja y el arrabal de la villa, uno de los cascos urbanos antiguos más amplios de la comunidad autónoma, declarado Conjunto Histórico en 1970. Entre los monumentos religiosos que aquí sobresalen se cuentan la iglesia de Santa María de los Ángeles; la venerable iglesia de San Martín, documentada desde el año 1068; y el convento de San Francisco. De las construcciones civiles cabe destacar la serie de casas-torre que se han conservado, entre ellas las de Gutiérrez de Rada, de Villota del Hoyo y del Condestable, así como las numerosas residencias señoriales de época moderna, como la casa de Zarauz, la de Diego Cacho de la Sierra Rivas o la de Vélez Cachupín.